Cuando sufre una lesión debido a un accidente por resbalón y caída, es importante manejar adecuadamente la situación para que pueda preservar su derecho a emprender acciones legales. En este blog, explicamos los pasos a seguir después de sufrir un resbalón y caída en una tienda.

Reporte sus lesiones

Si se resbala y se cae en una tienda debido a una condición peligrosa, debe informar al gerente de la tienda sobre cualquier lesión que haya sufrido. Al informarle al gerente que se lesionó en las instalaciones, podrá conservar ciertos tipos de pruebas que serán cruciales para su reclamo por lesiones. Cuando reporte la lesión, la tienda probablemente:

  • Creará un informe del incidente
  • Entrevistará a cualquiera que haya presenciado el accidente.
  • Tomará fotos de la escena del accidente.
  • Preservará el video evidencia del accidente

Busque tratamiento médico

Debe buscar tratamiento médico de inmediato si se resbala y se cae en una tienda. Cuando no ve a un médico para que evalúen sus lesiones, las compañías de seguros pueden argumentar que en realidad no se lastimó porque una persona herida buscaría atención médica inmediata por las lesiones sufridas.

Gestione sus publicaciones en redes sociales

Después de sufrir una lesión, es importante recordar que las aseguradoras buscarán cualquier cosa que pueda usarse para desacreditar su reclamo. Por esta razón, no publique ninguna foto de sus lesiones en las redes sociales. También debe evitar hacer publicaciones que muestren que está activo o realizando trabajos físicos después de su caída.

Hable con testigos

Debe verificar los eventos y condiciones que condujeron a su resbalón y caída, por lo que necesita obtener información de cualquier persona que haya presenciado su accidente. Los testigos que también informaron sobre la condición peligrosa serán una parte crucial del establecimiento de la negligencia y la responsabilidad de la tienda.

Hable con un abogado

Si sufrió una lesión después de resbalar y caer en una tienda, debe consultar con un abogado con experiencia para obtener ayuda presentando su reclamo por lesiones. Un abogado puede revisar los detalles de su caso y diseñar una estrategia que proteja adecuadamente sus derechos e intereses. Su abogado también puede negociar con las compañías de seguros para asegurarse de que no se aprovechen de usted.